Vínculos de Interés

enfermedades >
Complicaciones del embarazo y la visión
 

¿Cuáles son las alteraciones oculares durante el embarazo?

Alrededor del 25% de las pacientes con pre-eclampsia (presión alta en el embarazo) severa desarrollan trastornos visuales. Se observan alteraciones de los vasos y edema de retina o desprendimiento seroso de la retina, pudiendo llegar a la ceguera si el daño es muy severo. Durante el embarazo se puede desarrollar neovascularización (nuevos vasos) coroidea,  dando como resultado una membrana vascular que al sangrar puede afectar la visión central. En muchos casos el cuadro ocular mejora y se conserva la función visual. Aquí resumiremos algunos de estos cambios en los ojos:

  • Cambios de graduación y acomodación que producen visión borrosa. Ambas condiciones son causadas por retención de líquido en la córnea y el cristalino.
  • Disminución de la presión intraocular.
  • Retinopatía hipertensiva con espasmos y oclusiones tanto arteriales como venosas de los vasos corioretinianos y, con menos frecuencia hemorragias, exudados algodonosos y papiledema. Esto se debe a la hipercoagulabilidad del embarazo.
  • Desprendimiento seroso de retina, bilateral y/o quístico. Resolución espontánea tras el parto.
  • Ceguera cortical en pre-eclampsia grave o eclampsia al final del embarazo o tras el parto. Es transitoria y secundaria a edema cerebral.
  • Neuropatía óptica isquémica y neuritis óptica.
  • Hipertensión intracraneal benigna.
  • Corioretinopatía central serosa probablemente debida a factores hormonales, hipercoagulabilidad y cambios hemodinámicos. No guarda relación con la pre-eclampsia. Suelen ser casos unilaterales, autolimitados, y aparecen con mayor frecuencia en el tercer trimestre. La oftalmoscopia enseña exudados blanquecinos subretinianos.
  • Hemorragias vítreas por el esfuerzo de pujar en el momento del parto.
  • Melanomas coroideos diagnosticados durante el embarazo o crecimiento de otros previamente establecidos. Esto sucede por la tendencia al aumento de pigmento generalizado de causa hormonal.
  • Empeoramiento y cambios de enfermedades pre-existentes al embarazo:
  • Retinopatía diabética (la retinopatía diabética no proliferativa leve empeora en el 8% de los casos y la moderada o grave avanza en un 47% de los casos durante el embarazo. La retinopatía diabética proliferativa se agrava en el 46% de los casos durante el embarazo.
  • Las pacientes con fotocoagulación previa tienen menor riesgo de progresión (26%). La presencia de la retinopatía diabética proliferativa no justifica la cesárea electiva para evitar una hemorragia vítrea. Enfermedad de Graves (el hipertiroidismo puede agravarse o manifestarse “de novo” en el primer trimestre del embarazo), y la Sarcoidosis (efecto beneficioso durante el embarazo, aunque se exacerba en el posparto).

 

1_thumb 2_thumb


CONCLUSIONES:
El embarazo puede empeorar las enfermedades pre-existentes como la diabetes y la hipertensión arterial, que afectan a la retina del ojo y llevan a la pérdida de la visión. Si usted es una embarazada joven y presenta síntomas, consulte con su obstetra para una posible referencia a un oftalmólogo o retinólogo, sobre todo si padece de diabetes insulino-dependiente o su visión se torna borrosa.

 

Retina en Mexico © 2019
Todos los derechos Reservados
Sitio desarrollado por EnterateNorte.org